Grupos, eventos y miembros
Artículos, Noticias y Recursos
es Español en English

HERRAMIENTAS PARA COMUNICAR INFORMACIÓN CIENTÍFICA A DECISORES

Recursos institucionales

Por otra parte, también conviene conocer la institución desde la cual se comunicará la ciencia y cuáles son los fines que ésta persigue. La importancia de ello radica en que cada vez más se trabaja el rol de una institución dentro de su entorno social. En ese sentido, cada organismo, público o privado, o incluso una persona individual, tiene determinados fines u objetivos, los cuales están expresos desde su fundación o fueron planteados en su proyección estratégica.

Existe una variedad organismos que disponen de información científica y cada uno tiene sus propias características. Así por ejemplo, algunas instituciones pueden producir información científica básica y otras pueden producir datos, otras recoger datos y a partir de ello elaborar información interpretada. Se puede ver esto mejor al considerar a estas entidades:

  • Centros de investigación
  • Institutos especializados en determinadas disciplinas
  • Organismos gubernamentales
  • Organismos reguladores
  • Universidades
  • Think tanks

Con estos pocos ejemplos se puede concluir que no sólo el tipo de información trabajada es diferente sino también los objetivos de la comunicación. En efecto, para que la labor comunicativa sea compromiso de la alta dirección o alta gerencia, según sea el caso, los estilos de trabajo y la orientación de los contenidos deberán estar alineados al branding de la institución.

Se puede tener estos escenarios: un organismo de fiscalización ambiental y un ministerio que regule y promueva las exploraciones mineras. Ambos son entidades públicas, pero dados sus fines propios de cada una, la orientación comunicativa tenderá a mostrar la razón de ser de cada organismo, y sus estilos de trabajo variarán.

Lo mismo puede ocurrir con las universidades. Entre las públicas y privadas ya se postula una diferencia, pero incluso en las privadas también, puesto que cada una trabajará sus elementos diferenciadores.

De ello se sigue que los usuarios o audiencias serán también distintos (Ver la unidad 2 de esta misma caja de herramientas). Ello, lejos de ser una desventaja más bien contribuye a un balance o contrapeso de los enfoques y aristas científicas actuales.

En ese punto pueden ayudar también algunas preguntas:

¿Qué imagen científica se desea proyectar desde una determinada institución?

En este punto vale el ejemplo anterior. Si se trata de centros que generan información o realizan investigaciones, o tal vez si se recoge datos, se organiza y distribuye información.

¿Se cuenta realmente con producción científica pertinente para los fines expresos de un organismo, o sería factible reorientarlos?

En algunos casos los objetivos son muy altos, como los siguientes: “convertirse en el centro líder de la región en genómica”, o “desarrollar técnicas revolucionarias”. Si bien es meritorio fijarse metas importantes, habría que ver seriamente si se cuenta con la producción científica proporcional a las metas previstas.    

¿Se tiene el soporte institucional, -infraestructura, presupuesto, recurso humano-, para una adecuada comunicación de la ciencia?

Siempre se puede comunicar eficientemente, aunque sea con una sola persona, pero es necesario hacer un diagnóstico exhaustivo de qué se tiene realmente, y qué se puede hacer eficientemente con esos recursos.  

Deja un comentario