Grupos, eventos y miembros
Artículos, Noticias y Recursos
es Español en English

HERRAMIENTAS PARA COMUNICAR INFORMACIÓN CIENTÍFICA A DECISORES

Paso 3. Reconozca las Necesidades e Intereses de los Usuarios

De manera amplia las necesidades se pueden entender como todo aquello sin lo cual no se realiza un objetivo. Así por ejemplo, existe la necesidad de alimento para conservar la vida, o existe la necesidad de mantener el equilibrio ecológico para conservar las condiciones en donde sea posible la vida humana.

Resulta útil tener en cuenta este concepto para orientar la información científica a los usuarios finales. Vale decir, la información será más valiosa si primero el científico identifica algunos riesgos para la población, los cuales a su vez podrán ser enfrentados con un conocimiento especializado. De esta manera, un estudio que haya encontrado algunas plantas que necesiten poca agua para su cultivo responderá a una necesidad en zonas costeras, cercanas a los desiertos, mientras que no será necesario en geografías de selva, donde abundan los recursos hídricos.

Es por ello que se recomienda preguntarse lo siguiente: Esta información de la cual dispongo, es necesaria ¿para qué precisamente? A menudo, los estudios científicos tienen una audiencia muy específica, al menos al inicio. Sin embargo, una buena investigación puede tener diferentes aplicaciones prácticas.

Pongamos por ejemplo no necesariamente un conocimiento científico sino la realización tecnológica de un saber científico. La impresora 3D. ¿Qué necesidades puede satisfacer? Veamos algunos casos sobre cómo se está empleando:

Centros médicos u ortopédicos: fabricación de prótesis a bajo costo para amputados.

Centros comerciales: imprimen artículos a pedido y evitan gastos de almacenamiento.

Universidades: fabricación de maquetas a escala real en las facultades de ingeniería civil.

A partir de ello podemos inferir que una tecnología de amplio espectro o una ciencia básica de cualquiera de las áreas científicas pueden satisfacer diferentes necesidades. Conviene hacerlo explícito porque a menudo tendemos a creer que una investigación de geología, sólo interesa a los decisores directos del sector geológico, y no necesariamente es así.

De hecho, si planteamos otro ejemplo lo veremos con mayor detalle. Una investigación sobre precipitaciones de lluvia en un período determinado puede satisfacer necesidades de un amplio grupo de decisores, y puede hacerlo de esta manera:

Sector turismo (por ejemplo, si las lluvias generan menor temperatura en algunas zonas puede incidir en las reservas hoteleras por parte de los turistas)

Pequeños agricultores (ellos necesitarán esta información para realizar sus proyecciones de siembras y cosechas)

Comercios de ropa (quizá este último ejemplo requiera una explicación adicional. Una temporada menos lluviosa que lo habitual implica menos venta de ropa estacional. Para graficar esto con un ejemplo, en el invierno del 2012 en Lima metropolitana cayeron las ventas de chompas o jerseys en alrededor del 25%. Como consecuencia de que el invierno fue menos frío que lo habitual. Ello implicó miles de puestos de trabajo menos en el rubro confecciones. De manera que el usuario de la información climática no es sólo el funcionario público o su equipo de técnicos, sino también otros tomadores de decisión de sectores muy diversos, quienes encontrarán otros usos de la información científica.

Por este motivo se recomienda identificar quiénes son los decisores clave en cada área que consideremos crítica para cada política de planificación.

Deja un comentario