Search - Easy Blog
Cursos
Search - Joomdle Course Categories
Módulos
Grupos, eventos y miembros
Artículos, Noticias y Recursos

HERRAMIENTAS PARA COMUNICAR INFORMACIÓN CIENTÍFICA A DECISORES

Productos orales de comunicación

Quizá esta forma de comunicar la ciencia sea la menos conocida o estudiada pero no por ello es la menos empleada. Es más, probablemente sea el modo más usado para transmitir la labor de la ciencia, si se tiene en cuenta los sistemas electrónicos y en las últimas décadas los medios digitales y multimedia.

La comunicación oral dirigida a los decisores tiene una ventaja adicional con respecto a la escritura, en la medida que la voz humana tiene una capacidad enorme para suscitar emociones y compromisos. Asimismo, tiene una mayor flexibilidad para adaptarse a la audiencia particular. Para aprovechar lo mejor posible este recurso veamos algunos “productos” orales de comunicación.

La entrevista

La entrevista puede ser concedida para un programa radial, televisivo, o también para un diario o revista. Aunque se acuerde previamente los temas los a tratar el resultado final de la entrevista siempre es un producto dinámico, que se va creando en la conversación.

Si bien no se puede planificar todo, existen estrategias comunes a tomar en cuenta.

Tema: Algunos científicos o académicos solicitan las preguntas por anticipado. Cuando ello sea posible es mejor, porque permite organizar las ideas previamente. Si no es posible con el tema general ya es suficiente. Con un ejercicio de preguntas y respuestas se puede organizar bien estos puntos.

Audiencia: ¿Quiénes escucharán o leerán la entrevista? Según ello hay que seleccionar los mensajes clave a comunicar. Durante la entrevista, además de al entrevistador, hay que imaginar a esa audiencia no presente.

Tiempo: En la radio y la televisión el tiempo asignado puede ser cinco o diez minutos, incluso menos. Se recomienda ensayar cuántas ideas se pueden decir en ese espacio. Incluso si se tiene una hora el tiempo puede ser corto.

Ideas centrales: Con los elementos previos, tema y tiempo asignado, hay que seleccionar qué ideas deben ser comunicadas de tomas maneras. Esto es importante porque el entrevistador o entrevistadora va a conducir el tratamiento temático según su plan o propósito, pero el entrevistado también debe fijar sus puntos que crea relevantes.

Exposición: Si es una entrevista para un medio impreso, revista especializada por ejemplo, la entrevista es mucho más extensa y el tiempo puede ser media hora, una hora o incluso más. Lo que ahí cuenta es la claridad de la exposición. El científico debe repetir las veces necesarias y asegurarse que el entrevistador entienda realmente los conceptos. Eso es decisivo para que luego no se cambien las ideas en el momento de la transcripción del audio al texto. Una entrevista para un medio impreso no se transcribe literalmente o palabra por palabra lo dicho. El entrevistador hace un gran trabajo de edición, y la expresión oral es transformada a una estructura gramatical. Incluso se llega a cambiar el orden de las ideas. A veces lo dicho al final de la conversación se pone al inicio. En todo ese trabajo el entrevistador debe ser fiel a las ideas del autor pero no fiel al orden o estructura en que fueron expresadas. Entonces la misión del científico o investigador no es tanto preocuparse en hablar según la gramática de un texto, sino en hacerse entender, clarificar bien los conceptos. A veces hay o medios o personas tendenciosas que pueden cambiar sutilmente el sentido de las expresiones. Cuando eso se detecta se recomienda no conceder la entrevista, sino difundir una nota de prensa y obviar lo demás.

Comunicación oral en citas formales o encuentros casuales

Cuando una comunicación como las descritas en las unidades previas no dan resultados entonces se puede tomar una acción más directa: solicitar una entrevista con un decisor. Una vez concedida la cita se puede trabajar en la estrategia de comunicar en ese espacio de tiempo.

Preparación: En primer lugar se recomienda escribir de antemano qué ideas se comunicarán. De acuerdo con el tiempo disponible se puede seleccionar las ideas importantes que se debe comunicar. Éstas no tienen que ser muchas, de tal manera que pueda darles el tiempo suficiente para tratarlas bien.

Material de soporte: En reuniones de ese tipo es importante llevar material impreso y visual que sean de apoyo para la explicación y sobre todo que expliquen qué hacer con la información.

Ideas centrales: Al igual que en el caso anterior también es importante definir y fijar las ideas clave a ser comunicadas.

Elevator speech (también elevator pitch)

Es una forma de comunicación extraordinariamente breve que surgió en los países anglosajones pare presentar ideas de negocio a potenciales inversionistas. Actualmente estas técnicas también se usan para otros tipos de comunicación, como es el de la ciencia.

Aquí el objetivo es convencer para una cita o reunión, más que presentar todo el tema. Las ocasiones se pueden presentar en un ascensor, en la cola de un banco, en el aeropuerto, en el transporte público. Se debe pensar que se tiene un minuto como máximo. Aunque pueda parecer muy poco tiempo, en realidad se trata de un espacio suficiente para generar un contacto. Aspectos que ayudan:

Sorprender: Conviene pensar en todas las formas posibles de sorprender al decisor o decisora. Si bien lo más usado son frases potentes, también se puede usar fotos, gráficos, etc.

Memorizar frases: Ello vita titubear. Pueden ayudar estas declaraciones:

“¿Sabía que sólo el 5% de las autoridades toma decisiones sin criterios científicos? Eso explica muchos resultados, ¿verdad? Sin embargo, su gestión puede iniciar el cambio…”

“Existen tres alternativas de disminuir la desnutrición crónica en este distrito, pero la mayoría de autoridades sólo conoce una de esas alternativas. Aquí se explica por qué…”

Finalmente, conviene dejar una idea sin concluir, como para dejar una poderosa razón para una próxima cita. Demás está decir que se deja una tarjeta o se le pide una para retomar la comunicación.

Evidentemente, si la comunicación científica se orienta a la toma de decisiones, uno de los objetivos es generar compromisos de implementación de programas u obras. Si se tiene en cuenta todo lo anterior podemos decir que en buena medida se está trabajando para hacer asumir esos compromisos.

Para ello resulta útil, además de trabajar el producto informativo, generar contextos propicios para asumir motivación y compromisos. Aquí cabe preguntarse sobre los hábitos de los tomadores de decisión para enterarse de los problemas de la comunidad. La conversación frente a frente tiene más probabilidad de generar compromiso de acción que simplemente leer algún reporte.

De todos modos, se recomienda preparar algún material de refuerzo, el cual puede ser entregado al finalizar la conversación. En este punto hay que tener presente todo lo anterior. El material impreso debe tener un resumen ejecutivo, un gráfico con cifras resaltantes, y todo ello presentado de manera breve y con los puntos clave bien resaltados.

Deja un comentario